fbpx
martes, octubre 4, 2022
martes, octubre 4, 2022

Estrella de tres puntas

San Luis, Chaco y Neuquén ofrecen sitios y localidades que muestran la variedad de la que es capaz Argentina cuando se trata de buscar lugares tan diversos como atractivos para pasar unas vacaciones de invierno a pura novedad y descubrimiento.


Villa de Merlo

Con su microclima como bandera, esta localidad sanluiseña es también un escenario privilegiado para vivir unos días de descanso y diversión gracias a las buenas opciones de alojamiento y servicios disponibles. Desde la imponente Sierra de los Comechingones hasta los miradores con mágicas vistas panorámicas, este destino pacífico es apto para cualquier persona que quiera pasar unas vacaciones inolvidables.

Paisajes de belleza única con cielos límpidos que deslumbran al atardecer y una gastronomía acompasada por exquisitos chivitos, ricas cervezas artesanales y un circuito de casas de té con exquisitas tortas, panes y dulces caseros, hacen de Merlo un sitio distinto donde es difícil no recargar energías para lo que queda del año.

Chaco

Esta provincia del noreste es una caja de sorpresas y un tesoro a descubrir para el viajero que busca diversidad. Con más de 2300 plazas hoteleras, no le faltan atractivos: se puede empezar por el Parque Nacional Chaco, muy cerca de Resistencia, y seguir por la Reserva Natural “Los Chaguares”. Naturaleza, flora y fauna autóctona que también se hallan en el Parque Provincial Pampa del Indio y en ese latifundio inabarcable que es El Impenetrable, con sus bosques, lagunas y ríos.

El turismo rural está presente en sitios como General San Martín, Don Antonio o Remanso del Bermejo, donde se puede cabalgar, pescar, observar aves, hacer campings y deleitarse con comidas típicas. También el firmamento chaqueño es digno de observación, en realidad, lo que alguna vez cayó de él, expuesto en forma de meteoritos en el Parque Científico y Educativo “Campo del Cielo”.

Y hay más: el remanso que ofrece Isla del Cerrito, ideal para paseos náuticos; las termas de la ciudad de Roque Sáenz Peña; y esa especie de museo a cielo abierto que es la capital, Resistencia, con sus más de 600 esculturas, diseminadas en calles y bulevares.

Villa Pehuenia Moquehue

Ubicada en el centro-oeste de Neuquén, a sólo 310 km de la capital provincial y a 15 kilómetros de la frontera con Chile, se encuentra esta pequeña aldea de montaña que crece sobre las costas de los lagos Aluminé y Moquehue y tiene como cúspide el cerro Batea Mahuida.

Allí funciona un parque de nieve que se constituye en una muy válida opción para disfrutar el receso invernal. Con una altura de 1900 m.s.n.m., ofrece 8 pistas para la práctica de esquí y snowboard, además de circuitos para realizar caminatas con raquetas entre bosques de pehuenes.

Escuela de esquí, pista de trineos, paseos en moto de nieve, hermosas vistas y un desarrollo gastronómico que realza los excelentes productos de la zona (truchas, corderos, ciervos, chivos, preparaciones ahumadas y un emblema de la cocina local como lo es el piñón, fruto del pehuén milenario o Araucaria araucana) se combinan con una infraestructura hotelera bien dotada y acorde a las exigencias de una localidad que de a poco va ganando su lugar en el mapa turístico argentino.

NOTAS RELACIONADAS