fbpx
martes, octubre 4, 2022
martes, octubre 4, 2022

Parte II: Cinco descubrimientos tecnológicos argentinos

Como ya les hemos contado en la primera parte, nuestro país es sede de un gran número de genios, quienes a lo largo de la historia han creado obras icónicas. Descubrí cinco hallazgos que fueron realizados en Argentina.


Bypass Coronario

El invento que salvó la vida de muchas personas alrededor del mundo fue creado por el doctor argentino, René Favaloro. La creación revolucionó la cirugía cardiovascular, ya que mediante este tipo de operación se logra resolver el problema de irrigación de sangre cuando hay sectores de la arteria coronaria bloqueados. La primera vez que se llevó a la práctica fue en 1967.

Magiclick

El magiclick fue inventado en Argentina por Hugo Kogan en 1968, mientras trabajaba como director del departamento de diseño de la empresa Aurora. Su nombre se le otorgó debido a la sorpresa que causaba en las personas ver un objeto generar fuego con tan sólo un click.

La publicidad de lanzamiento se basaba en demostrar la calidad y la duración del dispositivo, promediando los 104 años de uso. En la actualidad, algunos magiclick incorporan una carga de gas que permite producir la llama de forma autónoma y otros solo generan la chispa para encender. 

Bastón para no videntes

El inventor de este producto fue José Mario Fallótico. Durante 1921 en la provincia de Buenos Aires, vio a una persona ciega que tenía dificultades para cruzar la calle y esa imagen despertó su idea de crear un bastón que los ayude a movilizarse. 

Según la web oficial del Gobierno Argentino: “El bastón es un instrumento de orientación y movilidad para las personas con discapacidad visual. Les permite detectar y esquivar obstáculos. También sirve como un elemento de identificación para que las demás personas puedan darse cuenta de la presencia de una persona con discapacidad visual”. 

Jeringa descartable

La iniciativa llevada a cabo por Carlos Arcusin en 1989 cambió la historia de la medicina. En aquella época, ideó un instrumento con un mecanismo que no permitía reutilizar las jeringas y que poseía un capuchón para la aguja, el cual evitaba accidentes y aseguraba la higiene y la prevención de enfermedades en los pacientes.

Sifón de soda

Un clásico en todas las mesas argentinas, ha pasado de generación en generación por los almuerzos y cenas familiares, pero lo que no sabían es que el sifón de soda fue creado por la empresa argentina Drago en 1965. 

NOTAS RELACIONADAS