fbpx
lunes, octubre 3, 2022
lunes, octubre 3, 2022

Seis destinos ocultos en Buenos Aires

La provincia cuenta con las localidades costeras más concurridas del país, pero también dispone de opciones para los viajeros que prefieren playas más agrestes y menos tradicionales.


Partido de Mar Chiquita

Camet Norte, al norte de Santa Clara del Mar y separada por el arroyo Los Cueros, es una villa balnearia que se caracteriza por sus playas acantiladas y abiertas, que permiten el contacto pleno con la naturaleza.

Playa Dorada, en el kilómetro 502 de la ruta 11, cuenta con una población estable de una veintena de familias y un camping con buena infraestructura, para ratos de desconexión a pocas cuadras del mar.

Santa Elena, muy cerca de Playa Dorada, se emplaza sobre un desprendimiento de la estancia El Casal. Se puede disfrutar del mar junto a sus acantilados.

Frente Mar es una pequeña localidad ubicada a la altura del kilómetro 500 de la ruta 11, de apenas dos cuadras de frente por cinco de fondo, habitada por unas veinte familias, con playas agrestes y de acantilados.

Partido de Lobería

Arenas verdes, en el kilómetro 108,5 de la ruta 88, tiene un camino de acceso entoscado que lleva hasta un bosque con árboles añosos y una playa visitada especialmente por los lugareños. Con apenas quince pobladores, el balneario fue recientemente declarado “Paisaje protegido de interés provincial”.

Partido de San Cayetano

El balneario San Cayetano está ubicado a 75 kilómetros de la ciudad cabecera, entre médanos, una amplia vegetación y hermosos paisajes. La vida en la villa se caracteriza por la posibilidad del disfrute en familia de espacios verdes y recreativos. En sus 28 kilómetros de playa se forman pequeñas bahías, hay afloramientos rocosos y muchos médanos. Cuenta con servicios hoteleros, gastronómicos, proveedurías.

Partido de Tres Arroyos

Se destaca por sus amplias y tranquilas playas, separadas de la arbolada planta urbana por una larga cadena de médanos, con un túnel submedanal que permite el paso por debajo de las dunas. La magnificencia de la desembocadura del río Quequén Salado al océano es un escenario propicio para la contemplación y la pesca. Rumbo a ese sitio, las playas se hacen inmensas y, en medio de esa amplitud, la albufera, espacio protegido, es uno de los más visitados. También hay propuestas culturales muy atractivas: el Museo de la Yerba Mate -único en la provincia-, la biblioteca «Un mundo de libros» y el museo que contiene la historia de la localidad.

Orense es otra buena opción, con un ambiente tranquilo, elegido fundamentalmente por familias con hijos pequeños para disfrutar sus vacaciones y por parejas de personas mayores que optan por playas relajadas para contemplar el amanecer y atardecer junto al mar. Vale el esfuerzo subir a la enorme duna forestada Médano 40, para lograr una fantástica vista panorámica. Otro atractivo de relevancia es el arroyo Cristiano Muerto, que sigue un sinuoso camino entre las dunas hasta finalizar en el mar, con puntos de pesca en ese trayecto.

Partido de Villarino

La Chiquita es considerada una de las playas más solitarias y agrestes de toda la provincia y ofrece la posibilidad de experimentar caminatas nocturnas en cielos estrellados, observación de aves o disfrutar de sus aguas. Son 24 kilómetros de costa de suave declive, con una anchura de entre 400 y 500 metros, médanos y vegetación baja. La temperatura del agua supera los 20 grados en verano. El balneario es ideal para la práctica de deportes náuticos y pesca deportiva. Cuenta con servicios de baños públicos, casas y cabañas para alojamiento, proveedurías, camping municipal, fogones y servicio de guías de pesca.

Chapalcó – Laguna Chasicó es un balneario distante unos 40 kilómetros de la localidad de Médanos, al que se accede desde la ruta nacional 22, por varios caminos de ripio. La laguna fue declarada Reserva Natural Provincial y allí se protege a unas 140 especies de aves, mamíferos y vegetales únicas. Se distingue por la calidad de sus aguas y el suave declive de su costa. Es un lugar muy visitado por los amantes de la pesca deportiva, sobre todo de pejerrey.

El Lago Parque La Salada, al que se llega desde la ruta nacional 4 a través de la localidad de Pedro Luro, es un balneario asentado sobre la laguna de unas 400 hectáreas, con una profundidad que ronda los seis metros. Las costas tienen un mínimo desnivel y permiten las prácticas de deportes acuáticos. Además, cuenta con servicios de cabalgata, alquiler de kayak, un aeroclub para realizar vuelos de bautismo y pesca deportiva de pejerrey. Un camino alrededor de la laguna, señalizado y de casi diez kilómetros, permite caminatas y ciclismo. Hay alojamiento, proveedurías, baños y duchas públicas, fogones, mesas y sombrillas.

La playa del río Colorado en Fortín Mercedes es un balneario ubicado a apenas dos kilómetros de Pedro Luro. Se caracteriza por una costa plana y extensa. Funciona un camping, con fogones, parrillas, baños públicos y una extensa arboleda. En el complejo, se puede visitar la réplica del fuerte militar, el santuario de María Auxiliadora y el museo regional.

Partido de Patagones

Los Pocitos es un balneario situado a 80 kilómetros de Carmen de Patagones, con playas de arena y conchillas cambiantes al ritmo de la marea, que descubre suaves pendientes de acantilados cuando está en baja. Está ubicado en la Bahía Anegada del Atlántico Sur, que forma parte de la Reserva Natural de Usos Múltiples Bahía San Blas, donde se protege flora y fauna, muchas veces de especies endémicas.

La Bahía San Blas ofrece más de 15 kilómetros de playa de diversa configuración para la práctica de la pesca de costa, además del muelle de pescadores construido a nuevo en madera e iluminado. Desde La Rebeca hasta el Paso Seco, extremo sur de la isla, los paisajes brillan por su amplitud.

Amplias, relajadas, poco concurridas, agrestes, todas estas opciones costeras en la provincia de Buenos Aires pueden ser el próximo destino de unas vacaciones extraordinarias en plena temporada.

NOTAS RELACIONADAS