fbpx
martes, diciembre 6, 2022
martes, diciembre 6, 2022

Un viaje al centro de la tierra – Turismo cultural 

Fomentar excursiones respetuosas con el ecosistema, que tengan un mínimo impacto sobre el medioambiente y la cultura local, es el objetivo principal del turismo sostenible. 


En 2015 fue aprobada la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, en la cual quedó establecido un mapa para combatir la desigualdad social, acabar con la pobreza extrema y trabajar en el cambio climático. Dentro de estos tres objetivos, el turismo cumple un rol fundamental en lo que respecta al consumo y producción de actividades de ocio.

Según la Organización Mundial del Turismo (OMT), organismo internacional vinculado a Naciones Unidas desde 1976, el turismo sostenible es aquel “que tiene plenamente en cuenta las repercusiones actuales y futuras, económicas, sociales y medioambientales para satisfacer las necesidades de los visitantes, de la industria, del entorno y de las comunidades anfitrionas”. Por lo tanto, este tipo de actividad debe:

  • Dar un uso óptimo a los recursos medioambientales.
  • Respetar la autenticidad sociocultural de las comunidades anfitrionas.
  • Asegurar actividades económicas viables a largo plazo, que reporten a todos los agentes beneficios socioeconómicos bien distribuidos.

En 2005, la Organización Mundial del Turismo y el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente, establecieron 11 metas que deben perseguir un negocio de este estilo: beneficios económicos, beneficios comunitarios, generar empleo, promover la igualdad social, lograr la satisfacción del viajero, trabajo con la comunidad, respetar el patrimonio histórico, respetar el ecosistema, respetar la diversidad biológica, garantizar el buen uso de los recursos y velar por un ambiente limpio.

Argentina, destino amigable con el medio ambiente

Del Norte a la Patagonia, entre sierras y quebradas, nuestro país guarda sitios asombrosos, donde la naturaleza en estado puro dibuja escenarios que parecen de otro planeta. Aquí, cuatro de los mejores lugares para vivir una experiencia 100% sustentable:

Monumento Natural Laguna de los Pozuelos – Jujuy

Protege un ambiente de la estepa puneña, a una altitud cercana a los 4.000 metros sobre el nivel del mar. La laguna, que es el ambiente de mayor relevancia del sitio, es un cambiante cuerpo de agua cuyos límites dependen del aporte de los ríos de deshielo que descienden del macizo andino y las serranías circundantes.

Aquí se encuentran las aves denominadas avoceta andina, la guayata, el pato puneño, la gaviota andina, el chorlito puneño y la gallareta gigante. Durante el verano arriban migradores del hemisferio norte como el falaropo tricolor. El área protege también a especies de mamíferos propias de esta región.

Foto: larutanatural.gob.ar

Parque Nacional El Impenetrable – Chaco

En el Gran Chaco, los ríos Bermejo y Bermejito albergan al Parque protector de 128 mil hectáreas del legendario Impenetrable chaqueño. Su nombre guarda la clave de la diversidad de flora tupida y lo agreste de su extensión.

Hogar de miles de especies y culturas antiguas, el área conserva animales emblemáticos de la zona como el oso hormiguero, el tapir, el pecarí, el tatú carreta y el yaguareté. Es ideal para realizar actividades de turismo aventura, safaris fotográficos y actividades de avistaje.

Foto: larutanatural.gob.ar

Parque Nacional El Palmar – Entre Ríos

En la confluencia de las regiones naturales Pampeana y del Espinal, y recostado sobre el Río Uruguay, se encuentra una de las muestras más importantes de los palmares de yatay, el cual crece en suelos arenosos formando agrupaciones más o menos densas y puede medir hasta 18 metros de altura. 

Aves caminadoras como los inambúes se escapan de cazadores como zorros, gatos monteses y hurones. En las riberas de los cursos de agua surge la selva ribereña, que cobija corzuelas pardas, aguará popés, carpinchos y lobitos de río. Entre las aves de la selva, el tingazú, la urraca común y los anambés son especies comunes.

En las zonas más bajas del pastizal se forman humedales temporales en los que se dan cita garzas, jacanas, teros y tortugas acuáticas. En cercanías del sector de camping los lagartos overos merodean durante los días calurosos y por las noches las vizcachas pastorean mansamente en los alrededores de sus madrigueras.

Foto: larutanatural.gob.ar

Parque Nacional Los Arrayanes – Neuquén

El Parque Nacional Los Arrayanes fue creado en 1971 como área protegida separada del Parque Nacional Nahuel Huapi. Conserva ejemplares de arrayanes con más de 650 años de edad y una altura superior a los 15 metros.

Concentrado en la península de Quetrihué -“donde hay arrayán” en lengua mapuche-, este denso bosque regala un paseo de ensueño en un escenario natural con atmósfera color canela y en el que apenas se filtran los rayos del sol.

Foto: larutanatural.gob.ar

NOTAS RELACIONADAS