fbpx
lunes, octubre 3, 2022
lunes, octubre 3, 2022

Campamento Darwin, un portal al mundo natural 

Les presentamos un rincón de Puerto Deseado, donde podrán conectar con el pasado, el presente y el futuro. 


Campamento Darwin es una alternativa que ofrece Puerto Deseado en la provincia de Santa Cruz, ideal para todas las edades, con propuestas que se adaptan a las expectativas y motivaciones de los visitantes, generando una experiencia única que garantiza un servicio de alta calidad en una Estancia típica patagónica de más de 100 años, con un cuidadoso complemento de visitas, recorridos guiados, comida y alojamiento que abogan por el turismo sustentable.

El sitio lleva el nombre de su primer visitante ilustre, el naturalista Charles Darwin. Se erige como una propuesta que invita a la contemplación de la naturaleza en su expresión más pura, al mismo tiempo que permite explorar la historia que supo forjar la identidad local.

«Subsecretaría de Turismo de Puerto Deseado – PH Jean Pichot».

Campamento Darwin es una propuesta para los amantes de la naturaleza y apasionados por la historia. Con distintas modalidades, que pueden o no incluir pernoctación en la Estancia, los circuitos en el interior del predio incluyen: paseos por cañadones, miradores de hasta 40 metros de altura, sitios históricos, almacenes de campo y, como elemento central, la vivienda original de la estancia, la cual permite incurrir en el estilo de vida de antaño, pero adaptada para dar confort y garantizar una experiencia única.

«Subsecretaría de Turismo de Puerto Deseado – PH Jean Pichot».

Cerro del Paso, como escenario de la excursión, atesora algunos baluartes de la historia de la región, los que ofician como “portales” que invitan a conocer otros tiempos. Más de dos siglos de historia: desde 1833, cuando Charles Darwin desembarcó allí, pasando por el siglo XX, cuando comenzaron los primeros asentamientos con la fundación de la Estancia por parte de la familia Marsicano. Desde allí, el inicio de la actividad ganadería ovina, lo que definió este sitio como lugar de acopio de cueros, que luego eran embarcados y distribuidos desde el puerto. 

«Subsecretaría de Turismo de Puerto Deseado – PH Jean Pichot».

Quedan testimonios tangibles de estos tiempos que transportan al visitante en la historia: un retrato de Conrad Martens que oficia como un recorte temporal, donde la casi inexistente acción del hombre permite evidenciar la perpetuidad de un paisaje por más de un siglo. Por otra parte, el almacén de la familia Martínez, junto al paso Marsicano, refieren al desarrollo económico de la zona de principios del siglo XX y su importancia como fonda de alojamiento, que satisfacía las necesidades de los transeúntes. Todo ello amparado por un agreste entorno natural.

Las visitas programadas dentro de la Estancia sólo pueden realizarse con los guías del Campamento, lo que garantiza una experiencia plurisensorial: avistaje de flora y fauna autóctona, formaciones geológicas, miradores panorámicos naturales, que pueden recorrerse en tres medios diferentes -automóvil, bicicleta o a caballo-. Para quienes optan por pasar la noche allí, tendrán la posibilidad de conocer cielos diáfanos que exponen su inmensidad ante la ausencia total de contaminación lumínica.

NOTAS RELACIONADAS