fbpx
jueves, diciembre 8, 2022
jueves, diciembre 8, 2022

Top 5 – Travesías en los cerros

Por Gimena Bugallo.


Estás elevaciones naturales del terreno, donde generalmente abundan riscos, piedras o escarpas, son picos en altura y presentan una forma de su cima más redondeada o gastada que las montañas, fenómeno atribuido a procesos de erosión.

A diferencia de las sierras, los cerros suelen ser más aptos para la vida humana, de hecho, fueron utilizados históricamente como fortalezas dado que eran puntos estratégicos de control y avistamiento de invasores o peligros.

Hoy te presentamos cinco cerros bien diversos que habitan en nuestro país y que no solamente podés visitarlos sino también explorarlos, caminarlos y conectar con ellos desde el mismo suelo.

Cerro Aconcagua, Mendoza

El Parque Provincial Cerro Aconcagua es uno de los tres parques de alta montaña de Mendoza, junto al Volcán Tupungato y la Laguna del Diamante, y es conocido internacionalmente por tener el cerro más alto del hemisferio occidental. De unos 6.962 metros de altura, el “Coloso de América”, es un referente de la Cordillera de los Andes y de nuestro país puesto que aquí se acercan turistas, montañistas y excursionistas de todas partes del mundo. Al norte y al este, limita con el Valle de las Vacas y, al oeste y al sur, con el Valle de los Horcones inferior. Diversos estudios geológicos sitúan la elevación del Aconcagua entre unos 200 a 280 millones de años atrás y que fue creada por la subducción de la placa de Nazca, debajo de la placa Sudamericana, durante la orogenia andina. Si bien el origen de su nombre no está claro dado que se discute si viene del araucano o mapudungun, pero aparentemente significaría “Centinela de Piedra”.El cerro posee distintas caras para su ascenso, algunas de menor dificultad y otras únicamente para experimentados. En todos los casos, es necesario contratar el servicio de guías y realizar los ascensos en grupo.

Foto: larutanatural.gob.ar

Cerro Champaquí, Córdoba

En el sector más occidental de las Sierras de Córdoba, conocido como Sierras Grandes, se encuentra este cerro que representa el límite austral de la Pampa de Achala. Es el pico más alto de la provincia y desde su cima, además de observarse los valles y los lagos, se puede alzar la cabeza y disponer de una imponente bóveda de estrellas. Y es que el hombre siempre tuvo curiosidad por los misterios del universo y, puntualmente, por los astros que brillan en el firmamento. Entre expediciones y caminatas, este emblemático lugar es una de las opciones más recomendadas para ver estrellas fugaces, lluvia de meteoritos, planetas y eclipses. El período ideal para llevar a cabo esta travesía es entre los meses de octubre y abril.

Foto: larutanatural.gob.ar

Cerro Huancar, Jujuy

Cuando hablamos de elevaciones terrestres, no solamente nos referimos a pequeñas montañas de piedra o tierra, también las hay de arena. En plena puna jujeña, a pocos kilómetros al este de Abra Pampa y 80 kilómetros de la frontera con Bolivia, se encuentre este hermoso paisaje inundado de minerales finos. Los médanos se pueden observar viniendo desde la Ruta Nacional 9, desde la cual uno accede a este territorio a través de un camino de ripio. Aquí, la fauna comparte protagonismo con el ambiente circundante puesto que hay una laguna donde se pueden ver algunos patos, llamas o bien, algunas aves. Para las almas místicas, dicen que este espacio es una zona de leyendas y rituales. El Museo Arqueológico de Leopoldo Abán de Abra Pampa cuenta que la más popular es aquella donde se relata la historia de que aquí habita un diablo blanco junto a algunas brujas y por las noches se los oye celebrar. También es cuna de muchas apariciones, por lo que muchos de los habitantes aconsejan no caminar por estos senderos a solas después de que cae el sol.

Foto: vivijujuy.com.ar

Cerro Tres Picos, Buenos Aires     

Con más de 1.200 metros sobre el nivel del mar, se asoma en Sierra de la Ventana, la mayor elevación de toda la provincia de Buenos Aires, a 550 kilómetros de Capital Federal. Alcanzar su cumbre, comprende una aventura para los turistas costeros, la cual demanda buenas condiciones físicas y una larga caminata en ascenso dado que requiere alrededor de 5 a 6 horas de subida, y otras 2 o 3 horas de descenso. Es importante contar con abundante agua, protección solar, buen calzado para trekking y la comida del día. La travesía se puede realizar en forma autoguiada, pero siempre es recomendable la compañía de un guía experimentado, preparado en medidas de seguridad para el cuidado del visitante, y con suma responsabilidad.El lugar ofrece la experiencia de pernoctar a los 1.000 metros de altura en la Cueva de Los Guanacos y contemplar tanto las noches estrellas como el impactante amanecer sobre las cumbres.

Foto: larutanatural.gob.ar

Cerro Catedral, Río Negro

Es cierto que uno asocia esta montaña al invierno dado que es uno de los centros de esquí más importantes pero lo cierto es que está abierta todo el año. Ubicada en San Carlos de Bariloche, a 19 kilómetros del centro de la ciudad, la misma se encuentra dentro del parque nacional Nahuel Huapi y cuenta con 32 medios de elevación (entre aerosillas, telecabinas y medios de arrastre) y ofrece una amplia infraestructura de servicios para la práctica de deportes. A lo largo de toda la montaña hay diferentes paradores instalados con vistas a los lagos Nahuel Huapi y Gutiérrez, la Cordillera de los Andes, el cerro Tronador, y los cerros circundantes. Tanto en temporada como fuera de ella, se pueden practicar múltiples actividades de aventura como escalada, trekking, tirolesa y magic donas.

Foto: larutanatural.gob.ar

NOTAS RELACIONADAS