fbpx
martes, diciembre 6, 2022
martes, diciembre 6, 2022

Top 5 – Ruta de las termas

Por Gimena Bugallo.


Las aguas subterráneas que brotan de un manantial, cuyos componentes minerales y temperaturas son superiores a la media ambiental, son conocidas como aguas termales.

Las mismas suelen encontrarse en zonas próximas a volcanes o fallas tectónicas y se conectan con el interior de la tierra donde se calientan para luego subir a la superficie en forma de vapor o líquido cálido. Producto de las propiedades terapéuticas que contienen presentan diversos beneficios: mitigan dolencias, estimulan la oxigenación del organismo, mejoran la circulación sanguínea, benefician los tratamientos de enfermedades de la piel, heridas o lesiones, estimulan la producción de endorfinas, regulan las funciones glandulares y ayudan a la relajación mental, entre otros.

Hay diversos tipos de aguas termales: por origen geológico (es decir, pueden ser magmáticas o telúricas), por temperaturas o por su composición mineral.

A continuación, te invito a conocer cinco termas argentinas para apuntar en un próximo viaje.

Termas de Fiambalá, Catamarca

A más de 1.500 metros de altura, en la ladera oriental de la Cordillera y a poco más de 300 kilómetros de la ciudad capital de Catamarca, se encuentra la localidad de Fiambalá, en el Departamento de Tinogasta. Este gran valle emplazado en zona de montaña, era conocido con el nombre de Pianwallá, que significa “penetrando en la montaña”. Las termas aquí forman parte de un complejo de 14 piletones en pendiente con temperaturas que varían entre los 28°C y los 51°C. Estas aguas son muy recomendadas para las personas que sufren afecciones de artritis y osteoporosis reumática, alergias de la piel y afecciones respiratorias.

Foto: larutanatural.gob.ar

Termas del Río Jordán, Jujuy

En la comunidad de San Francisco, una localidad dentro del departamento de Valle Grande en Jujuy, se esconde un oasis de aguas cálidas, de tonalidades turquesas y tintes esmeraldas. Estos piletones en la selva de montaña están mineralizados, por ello presentan un color tan peculiar y distintivo, digno de cualquier paraíso. Dicen los lugareños que es ideal sumergirse en ellos para aliviar cualquier problema que pueda presentarse en la piel y su profundidad puede llegar hasta los 3 metros inclusive. La caminata para llegar a ellas tiene una dificultad media, debe hacerse con guía, llevar agua para hidratarse, bolsos o mochilas livianas y calzado adecuado. Se recomienda visitarlas de abril a octubre ya que las lluvias estivales enfrían los ojos termales.

Foto: larutanatural.gob.ar

Termas del Queni, Neuquén

A 60 kilómetros de San Martín de los Andes, escondidas en medio del inmenso bosque como un tesoro esperando ser descubierto, se encuentran dos pequeñas cascadas de agua caliente que forman piscinas naturales. Llegar a las Termas del Queni es una aventura en sí misma que nos hace atravesar la arboleda patagónica andina con los arrayanes como testigos hasta llegar, en primera instancia, al sector HuaHum, un área con servicios y nacimientos de ríos. Luego deberemos introducirnos en la espesa selva valdiviana hasta desembocar en el tan ansiado destino. Se recomienda contratar una excursión. Los paisajes son soñados y las termas un verdadero oasis.

Foto: realidadsm

Termas de Carhué, Buenos Aires

Conocida como la Capital Provincial del Turismo Termal, esta ciudad, que se encuentra al suroeste de Buenos Aires, forma parte del partido de Adolfo Alsina. A pocos kilómetros se encuentra la Villa Epecuén, un pueblo que supo competir con imperios turísticos como Mar del Plata por sus balnearios, hoteles y comercios hasta que una tormenta, en noviembre de 1985,provocó una crecida del lago que lleva su mismo nombre e inundó todo el sitio, obligando a evacuar a toda la población. Este mismo lago, elEpecuén, se encuentra puntualmente en el fondo de una depresión y sus aguas presentan una alta concentración salina, diez veces superior al porcentaje presente en el mar y son ideales para combatir afecciones reumáticas y de piel.

Foto: termasdecarhue.gov.ar

Termas de Río Hondo, Santiago del Estero

Sin lugar a dudas, este es el principal Centro Termal y Spa de todo el país, además de ser uno de los espacios más populares de la región. Esta ciudad, al norte de Argentina, es cabecera del Departamento de Río Hondo y se encuentra asentada sobre una zona completamente mineralizada de unos 12 kilómetros a la redonda. Las aguas termales aquí tienen una temperatura de hasta 30° C y se indican especialmente como tónicas para la presión sanguínea y el reumatismo. Además, para los que gustan de pasear y los autos, pueden visitar el Autódromo Internacional de Termas de Río Hondo, ubicado a orillas del embalse y que presenta un calendario de actividades activo en su sitio web con todos los eventos.

Foto: intriper

NOTAS RELACIONADAS